Según la Medicina Tradicional China, los ejercicios que tienen que ver con la Tierra son los mejores para ayudar a modelar la figura

Ejercicio: Respiración Taoista

La Respiración Taoista o invertida consiste en inhalar llevando el abdomen hacia adentro, elevando el diafragma y los órganos genitales, y exhalar lentamente descendiendo el diafragma y los órganos genitales.

Haciendo este ejercicio todos los días durante 10 minutos. El pecho debe estar hundido levemente, el mentón un poco hacia atrás, los brazos formando un circulo sin cerrar a la altura de los hombros, las rodillas levemente flexionadas y la lengua en el techo del paladar.

En el caso de la mujer, en el momento de la inhalación, debe contraer las labios mayores y cerrar el esfínter anal, pero no de manera completa.

Beneficios:

  • Fortalece y modela las piernas, porque la persona está con las rodillas flexionadas durante más de 10 minutos
  • Mejora el retorno venoso y la circulación de la sangre
  • Se estimula la producción de hormonas suprarrenales. Así se genera adrenalina, por tanto hay una mayor cantidad de energía vital disponible. esta vitalidad para hacer cosas, ayuda a quemar grasas.

Ejercicio 1: El Oso nada

El ejercicio debe realizarse por lo menos 10 veces. La lengua siempre en el techo del paladar.

Beneficios:

  • Elimina grasas de los brazos y el pecho
  • Mejora la oxigenación porque trabaja en toda la cavidad torácica, las articulaciones externo-costales (entre las costillas y el esternón)
  • Al generar torsiones y contra torsiones de brazo y antebrazo, los ligamentos de inserción de los músculos estiran la masa esponjosa ósea, y de esta manera estimulan la producción de sangre y la llamada de calcio a los huesos.
  1. El ejercicio comienza desde la posición de firmes
  2. Se abren los pies según la anchura de los hombros. Mientras se inhala, se elevan los brazos a la altura del pecho, con las palmas hacia el cielo, y se flexionan levemente las rodillas
  3. Lentamente se hunde el pecho sin elevar las hombros, y se comienzan a abrir los brazos como si se estuviera contando el aire, y las manos se convirtieron en palas. El movimiento es parecido al que se realiza cuando se nada con estilo pecho
  4. Se vuelve hacia al centro después de haber realizado un movimiento circular con los brazos. Al regresar, las rodillas se estiran.

Ejercicio 2: El desperezamiento del Oso

Beneficios:

  • Se fortalecen todos los músculos vertebrales y de la cintura
  • Gracias al profundo trabajo realizado sobre el abdomen, hay una gran reducción de tejido adiposo en esa zona
  1. El ejercicio comienza desde la posición de firmes
  2. Se abren los pies a doble ancho de los hombros y se elevan los brazos a la altura de los hombros, con las palmas mirando hacia al piso (sin subir los hombros)
  3. Ir bajando lentamente la cabeza hasta estirar las 7 vértebras cervicales, luego las 12 dorsales y finalmente, las 5 lumbares
  4. Embolsar la energía de la Tierra haciendo una circunferencia con los brazos, pero sin cerrarlos, y comenzar a elevar el cuerpo desde la zona lumbar hasta la cervical. Inhalar por la nariz al descender, y exhalar al subir
  5. Cuando las manos llegan a la altura del pecho, se vuelve a inhalar a partir de la posición vertical, y se lleva la esfera imaginaria hacia arriba y atrás
  6. Luego se exhala volviendo hacia adelante, estirando los brazos a la altura de los hombros
  7. Llevar las manos hacia la cintura (el pulgar debe quedar apoyado en la punta de la duodécima costilla)
  8. Comienza la elevación del brazo izquierdo con la palma mirando hacia la tierra
  9. Se rota la palma hacia el cielo, y se continua inhalando para estirar todo el flanco izquierdo del cuerpo. Se exhala en el retorno. Se vuelve a la posición inicial, y se realiza el ejercicio con el otro brazo.

Ejercicio 3: La marcha del Oso

Beneficios:

  • Mejora la digestión
  • En la MTC el espacio comprendido entre la válvula por la cual entra la comida al estomago, el cardias y el píloro, que es la válvula de salida del estomago, está compuesto por los órganos de transformación del alimento. Del lado derecho está el hígado y la vesícula biliar, del lado izquierdo, el bazo y el páncreas. En el centro está el estomago y la primera porción del duodeno.
  • En el ejercicio se enfatiza mucho la compresión suave en esta zona, para generar una acción mecánica sobre todos estos órganos. Es como una especie de masaje reactivador. Y así, al estar todos los órganos funcionando correctamente, se queman grasas
  1. El ejercicio comienza desde la posición de firmes
  2. Se rota la punta del pie derecho 45 grados, se elevan los brazos a la altura del pecho y se forma la “palma del Oso”
  3. Con un paso al frente con el pie izquierdo, se adelantan los brazos. Mientras, el brazo derecho golpea al vacío, comprimiendo el torso. Al hacer este movimiento, se exhala por la boca produciendo el sonido liberador “Ha”
  4. Luego se vuelve a inhalar, se hace el entrepaso, se abre el otro pie y se vuelve a repetir el ejercicio

Si está interesado en recibir más información sobre como realizar estos ejercicios

Contactenos

Compartir con tus Amigos!

Publicado en: Medicina Tradicional China

¿Te gustan las Noticias? Suscribirse a mi RSS feed ¡para recibir más...!