Psoriasis

Psoriasis en Medicina Occidental

La psoriasis es una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación en ciertas zonas de la piel, de color rojizo cubiertas de una especie de escamas plateadas y brillantes. Aparecen especialmente en el cuero cabelludo, en los codos, en las rodillas y parte inferior de la espalda. Evoluciona en brotes, agudizándose en ciertas épocas. Se desconoce su origen aunque se sabe que es una enfermedad genética porque se ha localizado el gen que influye en su aparición. También es una enfermedad hereditaria. Además influyen factores externos como:

  • Obesidad
  • Infecciones crónicas
  • Estrés
  • Alcohol
  • Infecciones crónicas
  • Cambios hormonales
  • Traumatismos (heridas, golpes, quemaduras solares, etc)

Puede afectar otras partes de la piel:

  • Eritrodermica: Enrojecimiento intenso cubriendo un área grande
  • Guttata: Pequeñas manchas rojas como gotas
  • Inversa: Axilas, inglés y entre la piel superpuesta
  • En placa: Parches de piel rojos y gruesos cubiertos por escamas plateadas y blancas. Es el tipo de psoriasis más común
  • Pustular: Ampollas blancas rodeadas por piel roja e irritada
  • Artritis psoriasica: Lesiones de psoriasis, astralgias, limitación e inflamación de movimientos.

Psoriasis en Medicina China

La psoriasis se considera una dermatosis descamativa crónica y recurrente acompañada de maculas rojas.
Se produce por:

  • Invasión de viento y/o humedad en la piel (alteraciones en las articulaciones)
  • Bloqueo del factor patógeno que se transforma en calor toxico y penetra en la sangre (picor intenso)
  • Penetración del factor patógeno produciendo sequedad o estancamiento en la sangre (lesiones de color rojo oscuro persistentes y resistentes a los tratamientos)
  • Insuficiencia de Yin de Hígado o Riñón (las lesiones aparecen y desaparecen. Se acompañan de lumbago, debilidad en los miembros, cefaleas y acufenos)
  • Constitución débil o enfermedad crónica y debilitante que conlleva indefectiblemente insuficiencia de energía y de sangre (erupción seca de color pálido)

Según nuestra experiencia el tratamiento con laserterapia y acupuntura demuestra que se puede mejorar significativamente esta alteración ciñéndonos a los dos síndromes principales:

  • Viento, humedad y calor
  • Insuficiencia de sangre y viento seco

 

Compartir con tus Amigos!

Publicado en: Medicina Tradicional China

¿Te gustan las Noticias? Suscribirse a mi RSS feed ¡para recibir más...!